HAY CASOS ESPECIALES, QUE REQUIEREN SESIONES ESPECIALES

Home / Blog / HAY CASOS ESPECIALES, QUE REQUIEREN SESIONES ESPECIALES

Este fin de semana he acompañado una de esas sesiones profundas y muy duras...Una familia llegando al limite por el desgaste de luchar contra la adicción de unos de sus miembros y otras dinámicas perjudiciales. Pero todo trabajo tiene su recompensa. Fuimos a rescatar el Amor que yacía latente y debilitado.. para que se manifestara ordenando y sanando lo lazos familiares. Un nuevo ciclo empieza para ellos.

3 thoughts on “HAY CASOS ESPECIALES, QUE REQUIEREN SESIONES ESPECIALES

  1. Ha sido un regaló poder disfrutar de retiro, compartiendo con laia y todo su equipo unos preciosos 4 días en la Garroxa, unos días donde hemos podido trabajar la observación consciente, la comunicación con todo el grupo. Una enriquecedora convivencia.

  2. He podido tener el placer de compartir un retiro de 4 dias de nutrición y relajación de la mano de Laia y otras personas que acompañaban su trabajo en otros ámbitos y puedo decir que ha sido una experiencia muy gratificante para mi.
    En 4 dias he llegado a niveles de relajación profunda que nunca habia experimentado. Me he llevado muchas herramientas para que después de este retiro pueda aplicarlas en mi dia a dia. Las expectativas que le puse fueron muy altas, y verdaderamente las ha superado. Dificilmente lo olvidaré. Nos relajamos riendo, comiendo, haciendo yoga, meditando, y conviviendo 14 personas que no nos conociamos de nada en un ambiente perfecto para la desconexión.

  3. Ha sido mi primer Retiro, el de la Emociones, que no es poco.
    Fue muy nutritivo e intenso, en todos los sentidos.Interiormente pensaba que el doloroso momento por el que estaba transitando, ya había comenzado a sanar, y que va, entre sesión y sesión de yoga y meditación, tuve claridad y fue el punto de partida, donde tomé consciencia, la misma que me dio las fuerzas necesarias para soltar y dejar ir aquello que me dañaba, pero desde la serenidad y el perdón.
    Descubrí que la tristeza, ese sentimiento que a nadie gusta, era una oportunidad de cambio personal, que hay realidades que no puedes cambiar, pero si la manera de vivirlas y salir de ellas.
    Mi grupo, MARAVILLOSO, no pude ser más afortunada, Laia, nuestra guía, que de manera amorosa nos supo llevar en volandas, ha hecho un trabajo magnífico, no faltó detalle, a ella y a todos os dejo mi gratitud.
    Una experiencia que atesoro y recomiendo desde el corazón.

Responder a Silvia Álvarez López Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.